Home > Trucos de cocina > Ideas para sorprender

IDEAS PARA SORPRENDER

Te presentamos las mejores sugerencias y consejos culinarios, para que puedas
lucirte en tu cocina y ¡en la mesa!

¡Vamos de picnic!

salir de picnic, comidas de picnic

Con la llegada del verano apetece disfrutar del buen tiempo y de menús más ligeros. El campo, la playa o el parque son escenarios perfectos para pasar un día diferente y preparar una comida refrescante al aire libre. Sólo tienes que elegir el lugar, la comida y la compañía. ¿Te apuntas a ir de picnic?

En verano todo es posible... Los días son largos, los horarios se alteran y los hábitos cambian. La comida no es una excepción: en época de vacaciones acostumbramos a tomar el almuerzo más tarde y normalmente elegimos alimentos más ligeros para combatir el calor. Además, en la época estival apetece mucho disfrutar del clima y por eso realizamos más actividades fuera de casa. El picnic es la combinación de estos dos aspectos: la comida ligera al aire libre. Aquí te damos unas cuantas claves para que disfrutes al máximo de tu excursión.


¿A la playa o a la montaña?

Los primero es decidir el lugar. ¿La montaña, la playa o el parque cercano a casa? Si eliges la playa, no olvides llevar contigo una sombrilla para mantener los alimentos a la sombra y tener un respiro del sol abrasador del mediodía. El protector solar es imprescindible en todos los casos. Y si vas a estar en algún lugar húmedo (cerca de un río o lago, por ejemplo) es muy recomendable también llevar repelente de mosquitos, especialmente si planeáis pasar toda la tarde. Por si las moscas.


El menú

Antes de salir de casa debes pensar en qué consistirá el picnic. Durante la temporada estival es preferible preparar platos fríos, sencillos y ligeros. ¡Vamos de picnic! Monográficos.


Las ensaladas

Son los platos estrella del verano. Con un poco de imaginación, conseguirás menús refrescantes y nutritivos. Puedes preparar las ensaladas en casa, pero siempre es mejor aliñarlas en el último momento, justo antes de consumirlas para que la lechuga –si la hay- presente su mejor aspecto. También te recomendamos, si es posible, que lleves los ingredientes por separado, envasados al vacío, y que hagas la mezcla 'in situ'.


  • De lechuga: prueba a añadir tomates cherry, pasas, piñones, atún y algo de fruta (manzana, piña) troceada. Es una ensalada muy fresca y refrescante.
  • De arroz: puedes mezclar arroz con jamón dulce, queso y maíz, por ejemplo. O bien, si quieres que sea un plato más consistente, con pollo a la plancha y tomate.
  • De pasta: ideal con cebolla, tomate y huevo duro, y una buena vinagreta.
  • De lentejas: puedes escoger entre una gran diversidad de pastas (macarrones, lacitos, espiarles de colores) y añadirle ingredientes frescos al gusto: tomates, olivas...

Los bocadillos

Fáciles y apetitosos. También puedes prepararlos en casa o en el lugar donde vayas a hacer el picnic. Si quieres que sean bocadillos especiales, compra diferentes tipos de pan; en panaderías especializadas encontrarás variedades de cereales, integrales, con nueces o con diferentes ingredientes. Los sándwiches de varios pisos con pan de molde son también una muy buena opción, además de original. El embutido, a tu gusto.


¡Barbacoa!

Para los que prefieren las comidas calientes, la barbacoa es su mejor aliada. Eso sí: en verano sólo se puede hacer fuego en sitios acondicionados especialmente para ello. Nunca debe encenderse una hoguera en pleno bosque por el alto riesgo de incendios. Para los amantes de las parrilladas recomendamos la carne a la brasa (pollo, butifarras, cordero) o las brochetas vegetales, en las que se mezclan verduras y hortalizas (pimiento, cebolla, tomate, calabacín…).


¿Y de postres?

Fruta y más fruta. En verano hay una gran variedad de productos: melocotón, nectarinas, melón, sandía, cerezas, higos, albaricoques, peras… La fruta es refrescante a la vez que nutritiva, además de uno de los alimentos básicos para nuestra dieta. Y calma la sed.


Los complementos

  • El mantel: es preferible que sea de tamaño grande, de manera que os podáis sentar sobre él en todo tipo de superficies. Los más típicos son los de cuadrados blancos y rojos, pero todo vale.
  • Las servilletas: siempre imprescindibles, sobre todo después de comer un bocadillo con las manos.
  • Vasos, platos y cubiertos: llévalos de plástico. Pesan poco y no se rompen.
  • La cesta: aunque ya está muy en desuso, la cesta de mimbre es el elemento típico de todo picnic que se precie.
  • Todo en uno: actualmente existen en el mercado unas mochilas muy modernas que incorporan ya todos los elementos básicos para el picnic del siglo XXI.
  • La nevera: para mantener fresca la comida y la bebida.

Hidrátate

Esto sí es importante: si vas a salir de excursión, asegúrate de llevar agua suficiente. En verano es recomendable beber al menos dos litros de agua al día.


Respeta a la naturaleza

Si vas de picnic, es porque te gusta disfrutar del paisaje y de las actividades al aire libre, Por eso, recuerda que debes respetar tu entorno y, por tanto, dejar limpio el lugar donde has disfrutado de la comida.